Como tú lo harías

Pedagogía de alto rendimiento en competencias y valores para la vida

La oferta escolar es muy amplia y en ocasiones elegir a qué colegio o guardería queremos que vaya nuestro hijo no es fácil.

Comparte

Una gran responsabilidad: elegir el mejor colegio o guardería

Qué factores hay que tener en cuenta a la hora de elegir el mejor colegio o guardería para tu hijo o hija

La oferta escolar es muy amplia y en ocasiones elegir a qué centro educativo queremos que vaya nuestro hijo no es fácil. Hay muchos factores a tener en cuenta.

Ante una decisión importante, de inicio, nos exponemos a una serie de peligros:

Elegir el mejor colegio o guardería
  • Dilatar la decisión. En este caso podría llevarnos a quedarnos con menos opciones, por ejemplo, si no cumplimos los plazos de solicitud o nos quedamos sin plaza. La vida irá tomando decisiones por nosotros si no nos decidimos a tomar las riendas de la situación.
  • Muerte por análisis. Si nos detenemos a analizar las opciones pormenorizadamente, puede pasarnos que tengamos tanta información que manejar que se nos haga muy difícil llegar a tomar la decisión.
  • Dejarse llevar por emociones o apetencias. Decidir por instinto sin considerar las posibilidades es una forma rápida y en ocasiones se acierta. Pero en otras ocasiones no. Es importante saber si queremos asumir ese riesgo.

Algo que nos puede ayudar a no quedarnos en esos tres peligros, es pararnos a establecer una serie de criterios previos. Considerar qué factores vamos a tener en cuenta y cuáles son los más importantes antes de ponernos a analizar las opciones nos permitirá centrarnos en esos detalles y no perdernos en cosas que no necesitamos o no valoramos. Cada opción que se os plantee ya estará de antemano definida por cada colegio. Ya han establecido cuáles son las prioritarias para su proyecto o destacarán aquellas en las que son mejores que la competencia. Pero es vital que nos establezcamos nosotros mismos nuestra agenda y que preguntemos por las cosas que verdaderamente son importantes para nosotros.

Criterios de decisión

Algunos de los criterios de decisión que podríamos identificar son:

  • Tipo de centro escolar en función de las etapas educativas impartidas: hay centros, por ejemplo, que solo imparten el ciclo de Infantil I (comúnmente llamadas guarderías), otras que imparten los dos ciclos de infantil (de 0 a 5 años), otros que comprenden las etapas obligatorias (desde los 3 años hasta 4º de ESO), otros en los que tu hijo puede estar desde los 0 hasta los 18 años… Hay muchas opciones. Puede no parecer importante, pero si tienes claro que quieres que tu hijo en un centro en concreto y no comienza ahí su etapa escolar, puedes tener dificultades para encontrar plaza. Además cada cambio será algo que tendréis que gestionar en la familia: trámites, uniformes… Y en última instancia también tendrá que gestionar emocionalmente vuestro hijo o hija (cambio de amigos, de entorno, de rutina…) y, por tanto, tendréis que estar preparados para ayudarle en ese proceso.

espacios activos de aprendizaje
  • Proyecto educativo: no todos los proyectos educativos son iguales. Las metodologías y herramientas con las que cuente un proyecto para adaptarse a cada uno de sus alumnos, hará que tu hijo tenga una mayor facilidad para alcanzar su máximo potencial. Para elegir el mejor colegio o guardería es bueno saber si atenderá a la forma de ser y aprender de tu hijo, así como a sus capacidades personales. Las metodologías aplicadas en el aula pueden ayudar a adquirir una serie de competencias que pueden ser determinantes en el desarrollo de tu hijo. Los espacios activos de aprendizaje, por ejemplo, ayudan al desarrollo neuropsicomotor. El trabajo cooperativo le ayuda a desarrollar roles de equipo. El trabajo por proyectos y el aprendizaje a través de la indagación, muy propios de la metodología del Bachillerato Internacional, le ayudará a ser autónomo en su aprendizaje y a profundizar en los contenidos. Saber un poco (o mucho) sobre cómo va a aprender tu hijo puede contarte mucho de cómo va a ser su día a día y a qué habilidades va a trabajar.
  • Instalaciones: al servicio del proyecto educativo están las instalaciones. Cómo son las aulas: si están preparadas para el trabajo en equipo, si cuentan con los materiales adecuados, con herramientas tecnológicas, si hay laboratorio o biblioteca. Cómo son los espacios de recreo e instalaciones deportivas también es un factor a considerar en mayor o menor medida. Será el entorno en el que tu hijo pasará muchas horas al día, en el que aprenderá y jugará.

Le ayudamos a encontrar su misión en el mundo
  • Misión, visión y valores de la institución: aunque quizá es un aspecto al que inicialmente podríamos no prestar demasiada atención, es muy relevante. Al fin y al cabo, nos habla un poco de en qué está puesto el foco en ese centro concreto. Buscar la excelencia académica es un objetivo básico común aunque no todos lo conquistan de igual manera. Pero además de eso, hay instituciones que se centran en la persona como un todo, apostando por una educación integral. Su objetivo no es solo formar buenos estudiantes sino también buenas personas (preocupadas por su entorno, implicadas…). La importancia que le den a estos aspectos pueden suponer una gran diferencia en la educación de tu hijo/a. Si una institución, por ejemplo, tiene como misión transformar la sociedad a través de la familia (como es el caso de Attendis), esto tiene consecuencias. Entre otras cosas, querrán poner todos los medios para ayudar a tu hijo a descubrir cuál es su papel en la sociedad, cuál es su misión o que contarán con la familia para desarrollar su labor educativa, por ejemplo.
  • Accesibilidad: aquí no nos referimos a la física (cómo se llega al centro y si se puede aparcar bien) sino a cómo de accesibles son las personas del centro ¿me recibe la directora o el director? ¿podré acudir a los profesores de mi hijo/a cuando lo necesite? ¿Cómo me atienden en administración? A lo largo de la vida escolar se plantearan retos y dificultades y contar con la facilidad de acudir a las personas que os pueden ayudar a superarlos es vital.
Actividades extraescolares

  • Servicios complementarios: para elegir el mejor colegio o guardería también es bueno saber si tiene servicios complementarios. Si tiene autobús, por ejemplo, importará menos la distancia. Si tiene actividades extraescolares en el propio centro dentro del horario escolar nos ahorraremos desplazamientos y ganaremos tiempo en la tarde. El servicio de comedor también ayuda a conciliar la vida profesional y familiar. Además es un entorno en el que tu hijo puede aprender hábitos saludables y normas de educación en la mesa, entre otras cosas.

  • Otros servicios de valor añadido: si, además de lo anteriormente expuesto, el centro cuenta con otros servicios que den valor añadido a su propuesta educativa, es bueno considerarlas. Si una institución invierte tiempo y dinero en ellas es porque os pueden suponer una gran diferencia a la hora de educar a vuestros hijos. Muchas veces elegir el mejor colegio o guardería tiene más que ver con ese plus que no todos los centros ofrecen. El acompañamiento familiar, por ejemplo, forma parte de un concepto de educación en el que la colaboración familia-colegio se hace imprescindible para que tu hijo/a pueda alcanzar su máximo potencial. También incluye sesiones de formación para familias para ayudaros en vuestra tarea educativa. Si además se fomentan las actividades de familia os resultará más fácil conocer, interactuar y colaborar con los amigos de tus hijos. Siendo como es la educación un trabajo en equipo, la colaboración y buen trato entre vosotros siempre sumará en vuestro crecimiento como familia y en el de vuestro/a hijo/a.

  • Precio: por último pero no menos importante, está el precio del colegio. Hay que considerar que aunque podamos pensar que solo los privados cuestan dinero, esto solo es así en parte. En realidad lo que no cuesta dinero en los colegios públicos y concertados es la escolaridad de los cursos obligatorios pero siempre tendréis que afrontar gastos si queréis acceder a ciertos servicios: actividades extraescolares, comedor, servicio de autobús, uniforme… Por ello es importante no tomar en consideración solo uno de los gastos. Luego podemos encontrarnos con imprevistos o con la paradoja de haber querido elegir un colegio por ser más barato y acabar pagando más a final de mes al contratar algunos servicios que inicialmente no contemplamos. También es importante no descartar por precio inicialmente una opción ya que en ocasiones los centros pueden aplicar descuentos por diversas circunstancias o conceder becas. Y una obviedad, pero que es bueno poner sobre la mesa: el mejor colegio o guardería no tiene por qué ser el más caro.

¿Qué opciones tenemos?

elegir el mejor colegio o guardería : evaluar y acertar

Una vez que hemos establecido los criterios de decisión y cuáles son los más importantes para nosotros, llega el momento de estudiar las opciones. Se trata de ir recabando información sobre esas cuestiones e ir puntuando las opciones en cada uno de los criterios.

En este momento de recabar la información es recomendable hacer una visita al colegio. Es una buena oportunidad para ver de primera mano el entorno y resolver algunas cuestiones que no hemos podido resolver de otro modo. La visita al colegio y la entrevista a veces son determinantes ya que pueden darnos ese plus de seguridad y confianza. Al fin y al cabo, vamos a confiar lo que más queremos a ese centro educativo. Estar convencidos de que va a estar bien atendido y se le va a tratar con cariño es una tranquilidad que todos queremos tener.

Evaluar y acertar

Y llega el momento de la verdad: elegir el mejor colegio o guardería para tu hijo/a. Siempre nos surgen dudas, pero al final hay que dar un salto de fe. Y aquí nadie más que vosotros sabéis qué es lo mejor para vuestro hijo.

Para vuestra tranquilidad y para no perder el tiempo en cosas improductivas, una vez que la decisión está tomada no es conveniente volver a seguir dando más vueltas. A no ser que tengamos circunstancias nuevas o haya algún dato relevante que haya cambiado. Lo más importante es tener presente que queremos lo mejor para nuestros hijos y que buscamos un buen partner que nos ayude en nuestra tarea educativa.

pasos a seguir para elegir el mejor colegio o guardería

Llega el momento de centrarnos en cómo ejecutar la decisión que hemos tomado:

  • Qué pasos tenemos que dar.
  • Qué previsiones económicas hay que ajustar en la familia para poder afrontar los gastos.
  • Qué trámites tenemos que cumplir,
  • Qué material va a necesitar nuestro hijo cuando empiece el cole (uniforme, libros, material escolar). Aunque tampoco hay que volverse locos.

Hay que distinguir entre lo que necesito saber ahora (porque puedo hacer gestiones y es bueno que las haga) y lo que no puedo hacer ahora, bien porque no tenga la información todavía o bien porque tampoco aporta nada el adelantar esas gestiones. Un ejemplo claro es la compra de material escolar, que lo mejor es hacerlo cuando ya los profesores nos han concretado las necesidades específicas de cada asignatura, si las hay.

Esperamos que este artículo os haya ayudado y, si queréis considerarnos como opción, estaremos encantados de hablar largo y tendido sobre vuestros criterios de selección. Podéis contactar con nosotros aquí.

Seguir leyendo