Como tú lo harías

Pedagogía de alto rendimiento en competencias y valores para la vida

Comparte

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Educación personalizada: cada alumno es único

El subdirector de Primaria de Altaduna-Saladares, Pedro Hidalgo, explica en Mediodía COPE Almería cómo se lleva a cabo la educación personalizada, seña de identidad del colegio

El subdirector de Primaria de Altaduna-Saladares, Pedro Hidalgo, ha participado esta semana en el espacio de reflexión educativa de COPE Almería, donde ha destacado, en primer lugar, que «la atención individualizada es lo más importante, lo que más cuidamos, y lo que nos distingue de cualquier otro centro educativo».

«Está claro que cada alumno es único, y por ello la educación debe ser única para cada uno. Nuestro objetivo es sacar lo mejor de cada uno, y no puede haber una receta absoluta, eso lo sabemos todos los educadores», ha dicho.

«Nuestro principal objetivo: sacar lo mejor de cada alumno para que llegue a lo más alto, para que, en definitiva, sea feliz»

La educación personalizada abarca todos los ámbitos de la educación. Cada profesor, en su día a día, no solo en el aula, sino también en el comedor, en las actividades extraescolares, en el patio, trata con cada uno de los alumnos de manera personal. Los aspectos en los que sabes que puede mejorar, que necesita reforzar o que posee unas habilidades suyas y puede explotar. «Todo esto se aplica en todo momento», ha subrayado.

Tutoría personal

Sin duda, para lograrlo, la herramienta estrella es la tutoría personal. «A cada alumno se le asigna un tutor con el que va trazando a lo largo de su etapa escolar un proyecto personal, tanto en lo académico como en lo humano, con reuniones mensuales para valorar ese proyecto, propósitos, éxitos…», ha explicado.

El subdirector de Altaduna-Saladares, en una tutoría con un alumno.

El tutor personal es un profesor que ayuda a cada alumno a diseñar su propio proyecto educativo y de crecimiento personal, procurando siempre que todo siga un mismo criterio y se materialice en pequeñas acciones de cambio, apoyando e impulsando a nuestros alumnos para que consigan ser su mejor versión. 

Cada tutoría es única. El impulso a cada alumno siempre tiene una forma singular, porque no hay fórmulas estándar en nuestro colegio, sino que la personalización de la educación -”el traje a medida”- es lo que de verdad da excelentes resultados: que cada alumno llegue a ser lo que quiera ser.

El papel de las familias

La unión colegio-familia es un tándem que desde el colegio Altaduna-Saladares promovemos de distintas formas. «Nosotros no estamos aquí para educar a los niños, o no solo a ellos, estamos aquí para proporcionar a las familias herramientas que les faciliten la educación de sus hijos», ha añadido.

Para ello, el centro cuenta con numerosas actividades de formación de los padres, curso de orientación, jornadas, charlas… «Aquí los padres son verdaderos protagonistas, y es así como debe ser». 

«Trabajamos para proporcionar a las familias herramientas para la educación de sus hijos»

«Y así, las tutorías con ellos, en combinación con las tutorías personales con sus hijos, son la estrella de nuestro proyecto», ha remarcado. Suelen realizarse una vez al trimestre, pero también cada vez que el tutor o los padres creen que es necesario, en horario de tarde o adaptándonos a cada familias. Ahora mismo las estamos haciendo online, pero la atención es idéntica. 

En esas tutorías los padres aportan su visión, el tutor la suya, y además, como previamente se tiene la del alumno, es un enriquecimiento mutuo para nuestro principal objetivo: sacar lo mejor de cada alumno para que llegue a lo más alto, para que, en definitiva, sea feliz. 

Seguir leyendo