Como tú lo harías

Pedagogía de alto rendimiento en competencias y valores para la vida

La amistad es un tesoro deseado por la mayoría y el anhelo de tener amigos aparece en muchas dimensiones de la cultura.

Comparte

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

El valor de la amistad

Algunos nostálgicos dicen de la amistad, como de otras tantas cosas, que “ ya no es lo que era”.  Cierto es que el individualismo exacerbado y el apogeo de las redes sociales están poniendo en riesgo las relaciones personales cara a cara y devalúan el término «amigo».

Por Miguel Rodríguez Pinilla, director del colegio Puertapalma-El Tomillar.

Con los dedos de una mano

Aunque seamos muy sociables, lo usual es que nuestros amigos íntimos puedan contarse poco más que con los dedos de las dos manos.  En cambio, nuestros “amigos” en las redes sociales superan con facilidad -como media- la centena. 

En opinión de muchos, se está banalizando el concepto de amistad.  Dejando de lado el contacto personal y buscando el anonimato nos refugiamos en las redes y perdemos las verdaderas amistades. No es raro ver en la calle a un grupo de jóvenes que no hablan entre sí y utilizan el móvil.

Frente a este análisis, no exento de realidad, la amistad es un tesoro deseado por la mayoría y el anhelo de tener amigos aparece en muchas  dimensiones de la cultura. 

La amistad es un tesoro deseado por la mayoría.

La música habla de amistad

La música actual es una muestra de ello. Muchas composiciones con esta temática son cantadas por jóvenes y mayores. Y en muchas de  estas canciones -interpretadas por personajes muy distintos desde el punto de vista personal e ideológico- aparece alguna dimensión de la verdadera y ansiada amistad.

Una de las características esenciales de la amistad es su perdurabilidad. Los amigos de verdad son para siempre. Esto lo recoge muy bien la canción Amigos para siempre (Friends for life) interpretada por José Carreras y Sarah Brightman durante la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992 y fue la canción de despedida, a petición propia, en el funeral de Juan Antonio Samaranch. 

En esta misma línea, pero de una manera más concreta, Amaral dice que Marta, Sebas, Guille y los demás “son mis amigos por encima de todas las cosas” aunque el tiempo y las distancias les hayan separado.

Siempre estaré ahí

En la canción de Maldita Nerea titulada Siempre estaré ahí sus autores, mientras narran el reencuentro de dos amigos, muestran que la amistad verdadera deja una huella tan grande en los amigos que bastan unos momentos para recuperar el tiempo perdido.

“Y aunque el destino separó nuestra amistad
Para olvidarnos haría falta un poco más
Y de repente apareciste
Así no por casualidad
Y en ese instante todo volvió a comenzar…
… Y al verte ya pude decir
Lo nuestro quedará por siempre
Entre esas cosas que viví…”

Otro rasgo de la verdadera amistad es el acompañamiento en el sufrimiento del amigo. De tal manera que se sufre con el sufrimiento del otro. Alejandro Sanz en su canción Amiga mía se inspiró en una amiga perdidamente enamorada de otro amigo suyo. Esta situación ocasionó que Alejandro fuera testigo de un doloroso amor imposible. El deseo de consolar a la amiga se convirtió en una necesidad para él.

“Amiga mía, no sé qué decir
Ni qué hacer para verte feliz
Ojalá pudiera mandar en el alma o en la libertad
Que es lo que a él le hace falta
Llenarte los bolsillos de guerras ganadas
De sueños e ilusiones renovadas”

Tal como son

Querer a los amigos tal como son. Con sus virtudes y defectos. Aceptarlos de tal manera que se les quiere aun cuando se conozcan sus defectos. Esto es justamente lo que trata de decirnos El canto del loco en su composición Tal como eres .Una canción que se dedicaron mutuamente sus componentes: David Otero y Dani Martín.

“Y pensando
Sinceramente te quiero así
Tal como eres y como sé
Que lo que haces, te hace feliz
Tal como eres…”

En octubre de 2010, Dani Martín saca a la venta su primer disco en solitario. Este CD incluye la canción El puzzle en la que el autor nos quiere convencer de que la amistad de alguien se construye con esfuerzo. No bastan los sentimientos. La amistad hay que trabajarla para conservarla y aumentarla. 

“Ya se que fue muy lento pero al fin lo habéis logrado
Ha tardado un universo y ahora hay que cuidarlo,
Os ha costado tanto encajar vuestros abrazos,
Los gestos, los momentos, el orgullo y los enfados.
Y al fin llegó vuestro pedazo de verdad,
La pieza que faltaba para armar el puzzle
Que ahora os hace caminar y que os mantiene cerca”

Conocerse bien

Los amigos se conocen bien. Es otra característica de la auténtica amistad. Es un conocimiento que se basa más en el amor que en el trabajo intelectual.  Es natural prestar atención a lo que se ama. La Oreja de Van Gogh lo expresa en Nadie como tú una de las mejores canciones sobre la amistad.

“Nadie como tú para hacerme reír
Nadie como tú sabe tanto de mí
Nadie como tú es capaz de compartir
Mis penas, mi tristeza, mis ganas de vivir
Tienes ese don de dar tranquilidad
De saber escuchar, de envolverme en paz…”
“En silencio y sin cruzar una palabra
Solamente una mirada es suficiente para hablar…”

Esto mismo se escucha en I’ll be There for you de The Rembrandts (Ver vídeo) canción de la banda sonora de Friends, una de las series más laureadas e influyentes de la televisión

“No one could ever know me
No one could ever see me
Seems you’re the only one who knows
What it’s like to be me”
“Nadie podría conocerme
Nadie podría verme
Parece que eres la única que sabe
Cómo es ser yo”

La fortaleza para decir al amigo la verdad, aunque con ello le causemos cierto dolor, es un duro yunque donde se forja la amistad. Los amigos tienen siempre a punto la palabra que conviene, “ no te baila el agua sin más” Y lo que conviene  es decir la verdad, como deja ver  Manuel Carrasco en Qué bonito es querer de 2018.

En esta misma canción el cantante español habla de lealtad y fidelidad. Estas dos características de la amistad son, sin duda,  las más recurrentes en las composiciones musicales referidas a la amistad: 

“Qué bonito es saber qué siempre estás ahí
Quiero que sepas que voy a cuidar de ti
Qué bonito es querer y poder confiar
Afortunado yo por tener tu amistad”

Siempre está ahí

El amigo es el que siempre está ahí como subraya el título de la citada I’ll be There for you. Y lo está, en el momento de las decisiones importantes,  canta Pretenders en  I´ll stand by you lanzada en 1994.

“when you’re standing at the crossroads
and don’t know which path to choose
let me come along
‘cause even if you’re wrong”
“cuando estás en una encrucijada
y no sabes qué camino elegir
déjame acompañarte
incluso si te equivocas”

Y cuando pasamos malos momentos. Cuando “todo parece perdido y toda esperanza se pierda” entonces Friends will be Friends nos dice Queen.

“Descubrimos de qué estamos hechos cuando nuestros amigos nos necesitan”, canta Bruno Mars en Count on me. Cómo tratamos a nuestros amigos, es una medida de lo que realmente valemos.

En fin, seguro que ustedes podrían encontrar otras muchas canciones que hablan de la amistad, como la canción Amigo del brasileño Roberto Carlos

o la sevillana de El Adios de Amigos de Gines que tanto gustaban  a San Juan Pablo II.

La existencia humana, en lo que se refiere a las relaciones interpersonales, sólo encuentra la plenitud de su equilibrio y su belleza si la amistad es el centro y el motor del dinamismo social. La fidelidad y la lealtad entre los amigos garantizan de un modo eficaz  el desarrollo personal pleno y unas relaciones humanas armónicas.

Seguir leyendo