Como tú lo harías

Pedagogía de alto rendimiento en competencias y valores para la vida

Comparte

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Una antigua alumna, madre de alumnos y abuela de alumna crea una red de 200 costureras para confeccionar más de 10.000 piezas protectoras para sanitarios de la provincia de Granada

Isabel Molina-Olea, antigua alumna, madre de alumnos y actual abuela de alumna del Colegio Monaita – Mulhacén ha creado una red de 200 costureras con la que ha conseguido repartir más de 10.000 piezas protectoras para sanitarios de la provincia de Granada. 

Esta es una historia preciosa, una historia real, un ejemplo cercano de emprendimiento social y altruista que ha llevado a cabo Isabel Molina-Olea desde el salón de su casa. Antigua alumna del colegio, madre y abuela de alumnos, Isabel es una mujer valiente, de profundos valores,  sin pereza, de corazón grande, capaz de transformar la sociedad a través de su familia porque si, ella ha conseguido que nuestra tierra sea un poco mejor en esta pandemia, que sea más segura, más humana y más solidaria.

Transformar la sociedad a través de la familia es posible 

A todos los que formamos parte del Colegio Monaita – Mulhacén y que desde hace casi 50 años trabajamos con ilusión y sin descanso por transformar la sociedad a través de las familias, nos conmueve comprobar esta expresión tan solidaria de la misión de nuestro colegio. La aportación de Isabel Molina – Olea a la sociedad granadina en la actual crisis sanitaria del Covid-19 es absolutamente inspiradora para las nuevas generación de alumnos. En primer lugar por el hecho de emprender, por romper la barrera entre la idea que aparece en la mente y pasar a la acción sin pereza. Y en segundo lugar porque con su trabajo esmerado cuidando todos los detalles posibles, ha conseguido proteger a muchos profesionales sanitarios de la provincia de Granada en momentos de gran escasez de medios y equipos de protección individual.

Un gran proyecto solidario desde el salón de casa

Isabel estaba en casa, como la gran mayoría de los españoles tras decretarse el estado de alarma por la pandemia del coronavirus. Vida normal de familia con la gran suerte de tener a su nieta en casa. Pero aquel un sábado diferente. Era temprano y escuchó a su hija hablar por teléfono con una compañera de promoción de Monaita que actualmente trabaja como médico de urgencias en el PTS. Aquella conversación la dejó muy impactada: a los profesionales sanitarios del hospital y a otros muchos, les faltaba material de protección para atender a los pacientes con garantías de seguridad. 

Así que comenzó a moverse para trabajar la idea que se le acaba de ocurrir: confeccionar equipos para todos los profesionales que pudiera. Lo primero que hizo fue navegar por internet buscando algún proveedor de telas homologadas y aquella misma tarde le envió a casa el primer pedido. A continuación contactó con una antigua profesora de la escuela donde había estudiado Diseño para conseguir el patrón perfecto de cada pieza. Con los patrones y las telas, comenzó a enviar mensajes a familiares y amigas para buscar personas que cosieran.

Una red de 200 costureras en Granada y alrededores

De aquellos primeros mensajes comenzó a recibir respuestas inmediatamente, llegando a formar una red de 200 costureras de Granada y provincia. 

Con el material en producción, se puso en contacto con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad para que llevaran el material a los hospitales y además buscó cinco voluntarios para repartir equipos de protección en residencias de ancianos, residencias de personas con discapacidad intelectual, centros de menores y bancos de alimentos.

Más de 10.000 piezas protectoras para sanitarios de Granada

Lo increíble de este gran proyecto solidario es que la red de 200 costureras que ha creado Isabel ha conseguido repartir más de 10.000 piezas protectoras para profesionales sanitarios de toda la provincia de Granada. Batas, mascarillas, gorros protegen hace un poco más segura ahora la actividad de muchos sanitarios granadinos. 

Desde el Colegio Monaita – Mulhacén queremos dar las gracias a nuestra Alumni, madre y abuela de alumnos por impulsar un proyecto solidario con tantos frutos. La iniciativa de Isabel nos inspira y nos da energía para seguir trabajando con ilusión y sin descanso para educar alumnos con misión y transformar la sociedad a través de las familias. 

Seguir leyendo