Como tú lo harías

Pedagogía de alto rendimiento en competencias y valores para la vida

Comparte

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Son muchos los estudios que aseguran que los niños criados cerca de sus abuelos son más felices y se sienten más seguros. La clave está en el amor sereno y el ambiente afectivo positivo que este genera. 

En Monaita Mulhacén estamos muy agradecidos a nuestros abuelos. Es frecuente verlos por la mañana traer al cole a sus nietos, recogerles a mitad del día si se sienten mal y sus padres están trabajando o disfrutar de las funciones escolares. Los abuelos apoyan e inspiran.

Con los abuelos aprenden a escuchar historias imaginando una época que no han vivido y descubriendo la sabiduría fruto de la experiencia. 

Los abuelos favorecen la unión de la familia y transmiten valores de siempre. Y todo eso enriquece mucho a los nietos, que junto a ellos crecen en empatía, paciencia y flexibilidad.

Y en ese objetivo de poner en valor el papel de los abuelos en la educación de los nietos, como viene siendo tradicional, recibimos en la sede Monaita a los abuelos de Educación Infantil para ofrecerles un pequeño homenaje.

La romería de los abuelos empezó con la celebración de la Misa rociera cantada por el Coro Quinta y Tamboril seguida de un desayuno de chocolate con churros. Después se trasladaron al patio de Infantil para recibir a sus nietos, que llegaban en procesión alegre acompañando a la Virgen portada por los alumnos de 5 años. 

Al final del recorrido, Rosa Serrano, directora de Monaita, dedicó unas palabras llenas de cariño a todos los abuelos. 

La mañana se presentó calurosa, así que repartimos botellines de agua entre el público y sonrisas de agradecimiento sin descanso. 

Las flores del oratorio, el sonido del coro durante la Misa, el sabor de siempre del chocolate con churros, el cuidado de los detalles del personal de administración, el color de los vestidos de flamenco, las caras de orgullo de los costaleros, las guirnaldas que señalaban el recorrido de Nuestra Señora, la palabras de gratitud de la dirección, la mirada llena de amor de los abuelos, los besos y los abrazos del encuentro, la organización tan brillante de las seños de Infantil… un precioso día para el recuerdo de este curso académico en el Colegio Monaita Mulhacén. 

Seguir leyendo