Como tú lo harías

Pedagogía de alto rendimiento en competencias y valores para la vida

Comparte

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Teen Star es un programa de educación afectivo sexual para adolescentes y jóvenes responsables y comprometidos.

Se realiza en colaboración con los padres del alumno, desde una visión completa y unitaria de la persona. El logo de esta asignatura es una estrella de cinco puntas que simbolizan los cinco aspectos de esta totalidad: emocional, físico, intelectual, espiritual y social.

«Se trata de un programa diseñado en Estados Unidos hace casi 40 años, dirigido específicamente a adolescentes y jóvenes. Actualmente se imparte en más de 50 países y aborda la sexualidad como una realidad compuesta por elementos: sociales, intelectuales, físicos, emocionales y espirituales», explica Antonio García Robredo, coordinador de Teen Star.

Teen Star, educación afectivo sexual para adolescentes.

Objetivo

El objetivo principal de este programa es ayudar a nuestros adolescentes y jóvenes a dar respuesta a muchas de las preguntas que se plantean sobre temas como: la amistad, el amor, la fecundidad y la sexualidad.

La finalidad de este programa es “formar jóvenes libres, informados y responsables de sus decisiones y compromisos, abriéndoles el horizonte del amor humano como fuente de felicidad, como ámbito de donación, desde una visión trascendente de la persona”, asegura Julia Porlán, coordinadora del programa Teen Star.

Organización

Teen Star está dirigido a alumnos adolescentes y jóvenes que cursan desde 1º ESO a 2º Bachillerato. Los grupos se distribuyen por edades y por afinidad entre ellos, ya que la confianza es clave para el desarrollo del programa.

Cada sesión está organizada con un marco teórico y unas dinámicas y talleres prácticos. Las sesiones son muy participativas.

Teen Star, educación afectivo sexual para adolescentes.

En horario escolar

Teen Star se imparte en el colegio como una actividad extraescolar. Está integrada en el horario escolar, lo que facilita su participación al no requerir tiempo extra para las sesiones ni desplazamientos, etc.

Teen Star es un programa de educación afectivo sexual para adolescentes responsables y comprometidos.

Monitores

Los monitores que imparten esta asignatura han recibido la formación acreditada. Algunos de ellos son antiguos alumnos del colegio y otros, padres del colegio.  Todos ellos colaboran de manera totalmente desinteresada.

“Intentamos que vean en nosotros  personas cercanas que hace poco vivimos lo mismo que ellos. Estamos encantados de colaborar con este proyecto en el que cada semana percibimos las ilusión de los alumnos por aprender, trasladarnos sus inquietudes y compartir sus opiniones”. Explica Ana Romero, monitora de Teen Star.

Teen Star, educación afectivo sexual para adolescentes.

Temas

Los temas de Tenn Star abarcan cuestiones como:

  • La identidad personal
  • La libertad
  • El significado de la sexualidad
  • El don de la vida
  • Ser hombre – ser mujer
  • Igualdad y complementariedad
  • El verdadero amor
  • Las sesiones

El programa se desarrolla en 15 sesiones grupales a lo largo de un curso escolar. Además, se llevan a cabo  entrevistas personales de los alumnos con los monitores.

Teen Star, educación afectivo sexual para adolescentes

¿Qué  aporta esta asignatura?

Teen Star es un programa de educación afectivo sexual para adolescentes responsables y comprometidos

“Les hace conocerse y valorarse, conocer  y valorar al otro. Reconocer las señales de su cuerpo, entender sus cambios físicos y emocionales. Enfocan las relaciones interpersonales desde el respeto y les hace reflexionar de forma crítica sobre los mensajes que reciben a través de redes sociales, publicidad…”, explica Julia Porlán, coordinadora del Programa Teen Star. Y añade, “les ayuda a tomar decisiones, a dialogar con sus padres y profesores, a reconocer el amor verdadero”.

Teen Star es una oportunidad de ayudar a los alumnos a conocerse a sí mismos, a formarse ya a tener criterio propio”, afirma Ana Romero, monitora de Teen Star.

«Esta integración de la capacidad sexual en el conjunto de la personalidad tiene unas consecuencias muy positivas. Además del aprendizaje sobre la fertilidad y un mejor entendimiento de los signos y procesos del cuerpo, los adolescentes desarrollan una autoimagen positiva al comprenderse más a sí mismos, favoreciendo así comportamientos motivados por una reflexión crítica sobre cómo son y cómo quieren ser», explica García Robredo coordinador y monitor de Teen Star.

Seguir leyendo