Como tú lo harías

Pedagogía de alto rendimiento en competencias y valores para la vida

Comparte

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

La música es esencial en el colegio. Es una forma fantástica para expresar emociones. Y en Monaita Mulhacén queremos que cada alumno encuentre la mejor vía para canalizar sentimientos. Nuestro proyecto educativo contempla la enseñanza y el aprendizaje de los alumnos dentro de las inteligencias múltiples y la música es imprescindible.
La Navidad ha sido momento de especial alegría para los cristianos y cantar una preciosa forma de expresar ese sentimiento tan real con el que hemos vivido la llegada del Niño Jesús en el Colegio Monaita – Mulhacén. La música ha sido una herramienta perfecta para contagiar esa alegría y con la grabación del villancico “Al ladito” en el estudio profesional Producciones Peligrosas de Granada y el videoclip que podéis ver en nuestro canal de Youtube, hemos conseguido celebrar especialmente la Navidad 2019.
Recuerdos de una Navidad musical y solidaria
Tras un trimestre de ilusionante trabajo en equipo, el coro navideño del colegio grabó el villancico “Al ladito”, una adaptación de un tema original de Carlos Vives perfecto para animar y contagiar la ilusión de este tiempo. El tema original -que canta a dúo con Diego Torres – es fresco y actual, lo que permitió reflejar con naturalidad lo que somos, un colegio luminoso y alegre ¡más aún en Navidad!
Recuerdos de una Navidad musical y solidaria en Monaita Mulhacen
Jorge Berenguer -subdirector de ESO y Bachillerato en la sede Mulhacén- fue el encargado de la adaptación de la letra que no ha dejado indiferente a quien lo ha escuchado. En una de las estrofas en la letra se decía que “llegar al portal es un regalazo”… y ese mismo sentido es el que hemos intentamos darle a la Navidad en el colegio: ser un personaje más del Belén: un lavandero, una herrera, un pescador… cualquier oficio pero cerca del Niño ¡eso es un regalazo! Con la música y la letra, este original villancico nos ha aterrizado de forma animante en la realidad de 2019: la tarea más sencilla hecha con mucho cariño se convierte en algo grande, es un regalazo para el Niño.

Repartiendo alegría en diferentes rincones de la ciudad

El martes 17 de diciembre los alumnos de 4º de Primaria de las dos sedes nos representaron en el Certamen de Villancicos Escolares del Ayuntamiento de Granada en el Auditorio Manuel de Falla. Cantaron una versión de Al ladito acompañados del piano en manos de Jesús Ramón, profesor de música del colegio. El miércoles 18 de diciembre, parte del coro navideño que había grabado en el estudio de grabación, fue al Centro Comercial Serrallo Plaza a representar a Monaita – Mulhacén en el I Festival de Villancicos Onda Cero Granada. Ambas actuaciones consiguieron levantar una emocionante ovación del público.
Recuerdos de una Navidad musical en el colegio
Y a esas actuaciones en el centro de la ciudad, hay que añadir los festivales de villancicos dentro del propio colegio. El pabellón de deportes de Monaita fue el escenario para el disfrute de las voces de los alumnos de Primaria de las dos sedes la tarde del miércoles 18 de diciembre, y de las alumnas de secundaria de la sede Monaita la tarde del jueves 19 de diciembre.

Solidaridad y ambiente de familia

Esas tardes de música entrañable tuvieron además un enfoque solidario. Tras las actuaciones de los alumnos, las familias pudieron disfrutar una merienda a beneficio de la Fundación Esperanza para la Cooperación y el Desarrollo que en esos días también organizó en el colegio la exposición fotográfica “Mujeres valientes” para hacer visible las dificultades que en el día a día enfrentan los niños y niñas de países como Guatemala, Bolivia, Perú e India, y el reto que supone el acceso a la educación.
Recuerdos de una Navidad musical y solidaria en el colegio Monaita Mulhacen
Con el dinero recogido se ha colaborado en la campaña solidaria “Escuelita Feliz”, situada en el vertedero de Cobán (Guatemala), para becar o facilitar el acceso a la educación infantil de 20 niños de 3 a 8 años procedentes de familias que trabajan en el basurero y cuyos ingresos mensuales no llegan a 50 euros.
La ​Fundación Esperanza contribuye a la erradicación de la pobreza y las desigualdades sociales a través de proyectos en nuestro entorno y en países en vía de desarrollo. Les agradecemos su gran labor con las personas más necesitadas y esperamos seguir colaborando en más proyectos solidarios.
Alumnas de Monaita-Mulhacen colaboran con la Fundación Esperanza

Seguir leyendo