Como tú lo harías

Pedagogía de alto rendimiento en competencias y valores para la vida

Comparte

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Personas íntegras, gracias a la formación en valores.

El Proyecto Educativo de Sierra Blanca- El Romeral atiende todas las facetas del ser humano y tiene como fin la formación en valores para llegar a ser personas íntegras.  Por eso, a la formación académica, se une el aprendizaje en las habilidades y competencias que son la base para la felicidad y la realización personal de cada alumno. 

«El Plan de Formación es una de las herramientas más potentes con la que contamos en el aula para la educación integral de nuestras alumnas. Al trabajar todo el colegio el mismo VALOR durante un mes y medio les da tiempo a interiorizarlo y hacerlo suyo en todos los momentos del día”, explica Marisol Carmona, responsable de formación.

Personas íntegras, gracias a la formación en valores.

Plan de Formación

Es por ello, que en el colegio trabajamos con nuestros alumnos un Plan de Formación que estructuramos en torno a valores concretos que los ayuda a crecer cada día en virtudes. Formamos personas íntegras gracias a la formación en valores.

En concreto, Sierra Blanca – El Romeral, se ha propuesto trabajar a lo largo del curso, de cero a los dieciocho años y de forma simultánea, dos valores al trimestre. 

“Nuestro objetivo en el plan de formación es preparar a nuestros alumnos para actuar. No queremos sólo que sepan qué es bueno, o qué es malo para ellos, sino que, lo que es bueno para ellos, esos valores importantes para su vida, lo interioricen y sobre todo se mueven en pro de conseguirlo. Nuestro plan de formación es algo vivo y activo”, explica Miguel Ángel Sepúlveda, responsable de Formación.

Personas íntegras, gracias a la formación valores.

Participación de la familia

El colegio informa a las familias, a través de su email corporativo, sobre el valor de centro que se está trabajando para facilitar que: padres, profesores y alumnos vayan de la mano y concretando a la vez cada valor en casa, en el colegio y en la vida personal. 

“En el Plan de Formación que trabajamos con los alumnos partimos de supuestos o situaciones cotidianas análogas a las de un niño como ellos para que puedan tener la perspectiva sobre el valor que se quiere trabajar; la amistad, la sinceridad, la fortaleza….Les encanta esas situaciones divertidas y sintonizan rápidamente porque se ven reflejado en esas situaciones”, asegura Miguel Ángel Sepúlveda.

Amabilidad

Durante el primer trimestre hemos trabajado el valor de la Amabilidad. Hemos hecho hincapié en la aceptación de los demás. Acogiendo y disfrutando con los que tenemos alrededor, empezando con quienes tenemos más cerca, estando disponibles, siendo generosos y empáticos… 

Fortaleza

También hemos trabajado la Fortaleza,  como una virtud que abre la puerta a muchas otras y que trata de afrontar grandes retos como el que estamos viviendo en estos meses de pandemia. Ser fuertes de ánimo nos ayuda a sobrellevar las dificultades y superar nuestros límites. 

“Con esta virtud trabajamos cómo nuestras niñas se superan ante la adversidad en detalles como tener que comer algo que no les gusta,  superar los caprichos, la pereza… todo ello para conseguir ser unas niñas fuertes. Eso sí, siempre se trabaja todo esto desde la alegría de querer parecerse cada día más a Jesús.», asegura Marisol Carmona.

Personas íntegras, gracias a la formación valores.

Otros valores

En el segundo trimestre estamos trabajando la virtud de la Amistad y seguidamente comenzaremos con la Laboriosidad

Finalmente, en el tercer curso nos centraremos en las virtudes de  Responsabilidad y la Sinceridad.

El Plan de Formación de nuestros colegios tiene como principal objetivo formar personas íntegras, gracias a la formación en valores

Seguir leyendo