Como tú lo harías

Pedagogía de alto rendimiento en competencias y valores para la vida

Comparte

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

El juego, primer motor de la indagación. Los aprendizajes  y la adquisición de conocimiento en la etapa educativa de infantil, están estrechamente relacionados y dependen de la cantidad y calidad de experiencias que pongamos a su disposición. Realmente, estas serán las  bases en las que se conectarán todos los aprendizajes en el  futuro. 

Alumnas Tierrallana-Entrepinos, Huelva, indagando mediante el juego

En estas edades, los niños poseen una tendencia natural a explorar, descubrir, jugar y establecer conexiones consigo mismos, con los demás y con su entorno. A través de estas experiencias e interacciones, van formando la percepción propia de sí mismos y del mundo que les rodea. 

Primer motor de la indagación, el juego.

Mediante el juego, los niños desarrollan distintos tipos de habilidades como las de investigación, de pensamiento, comunicativas y de autogestión, que ayudan a los alumnos desde pequeños a iniciarse en la puesta en práctica de herramientas útiles que irán perfeccionando en etapas posteriores..

1º de Educación Infantil

En esta ocasión, en el Colegio Tierrallana-Entrepinos, cada curso está investigando sobre un tema distinto. En las aulas se crean contextos auténticos para que los alumnos aprendan ideas cada vez más complejas sobre sí mismos y el mundo que los rodea. Concretamente los alumnos de 1º de Educación Infantil, con 3 años de edad, están desarrollando una indagación sobre la salud personal, física, mental, social y espiritual. Para que estos conocimientos puedan ser interiorizados por los niños, se van estructurando dentro de líneas de indagación. Concretamente en este momento, están investigando desde el enfoque de la alimentación saludable como eje  fundamental para el buen funcionamiento del  organismo.

Alumnas Attendis, Tierrallana-Entrepinos, indagando sobre los alimentos

Como buenos y audaces indagadores, han mostrado interés por conocer en profundidad ciertos alimentos saludables con nutrientes beneficiosos para el organismo. Es el caso de las frutas, que normalmente conocen con piel y sin ellas, pero no habían analizado su interior, forma, textura, semillas, color, etc. Los conceptos forma y función han facilitado la comprensión de la utilidad de las semillas, proporcionando una nueva perspectiva a esta información sensorial. Desde la óptica aumentada de las lupas y el microscopio del laboratorio, han podido observar detenidamente la forma y las características más significativas de cada alimento. 

Alumnas Attendis, Tierrallana-Entrepinos, El juego primer motor de la indagación.

Las profesoras de inglés y castellano, como guías y facilitadores del proceso de aprendizaje, han ido documentando cada uno de los hallazgos en ambos idiomas,  que se han traducido en conocimientos transferibles a otros contextos y situaciones cotidianas. Este aprendizaje significativo que parte de la propia curiosidad de los niños, es el que va dejando una huella imborrable en su trayectoria vital, ya que está construido a partir de experiencias verdaderas, vividas en primera persona.

Seguir leyendo