Como tú lo harías

Pedagogía de alto rendimiento en competencias y valores para la vida

Comparte

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Compromiso social y ciudadanía

Roberto Quintana, responsable de Formación de Secundaria y Bachillerato de Altaduna-Saladares, participa en el espacio de reflexión educativa de COPE Almería donde habla sobre educar en compromiso social y ciudadanía

Educar a los alumnos en compromiso social y ciudadanía, alumnos comprometidos socialmente, solidarios, alumnos para cambiar el mundo. Es el objetivo del colegio Altaduna-Saladares y sobre él ha reflexionado el responsable de Formación de Secundaria y Bachillerato, Roberto Quintana, en Mediodía COPE Almería.

Escucha la entrevista completa al responsable de Formación de Secundaria y Bachillerato.

El docente remarca en primer lugar que un centro educativo «lo que hace es educar, y eso va más allá que el transmitir un saber, sino que los profesores reciben una responsabilidad subsidiaria de los padres; y lo que cualquier padre quiere es que sus hijos sean honrados, sinceros, buenos profesionales, trabajadores, laboriosos. Las calificaciones van en un segundo plano». Por ello, «lo que tratamos en los colegios es de educar en esos valores a través de nuestras asignaturas», afirma.

«Lo que realmente queremos los padres es que nuestros hijos sean felices»

«Como docente, tengo que educar a mis alumnos para que sean solidarios, cualidad indispensable para ser un buen ciudadano, y no me hace falta montar una asignatura específica para ello, sino que lo hago a lo largo de todas las asignaturas. Educo en ciudadanía, en honradez, sinceridad, laboriosidad…, también en Matemáticas, Geografía o Biología, como es mi caso», explica Roberto Quintana.

Valores para el mercado laboral

Tal como destaca, esos valores son los que demanda la sociedad, y especialmente el mercado laboral. «En cuestiones de orientación profesional, cuando hablamos con profesionales, los estudiantes de cursos superiores tienen tertulias o conferencias con empresarios o nos visitan antiguos alumnos, siempre nos dicen que las titulaciones o los idiomas los tiene cualquiera; pero hay una serie de hábitos y valores que demanda la vida laboral y que cuesta encontrar trabajadores que los tengan», cuenta el docente.

«Por ello, cuando oyes a la directora para España y Portugal de Google, que busca profesionales creativos, solidarios, empáticos, que sepan trabajar en equipo, que sean resilientes…, te das cuenta de que a menudo tenemos afán por tener un título pero lo que tenemos que hacer es aprender a trabajar en donde estemos. Ya luego las empresas nos formarán en los conocimientos técnicos que les interese», continúa.

Alumnos más felices

Pero la segunda razón, y más importante, para educar alumnos comprometidos socialmente es que esta condición está en la base de la felicidad. «Lo que queremos todos los padres es que nuestros hijos sean felices. Y nos damos cuenta de que cuando se esfuerzan, cuando hacen algo con otros y por otros, se sienten muy satisfechos», apunta el responsable de Formación de Secundaria y Bachillerato.

Roberto Quintana insiste en que «lo que interesa es que en todo momento tengamos esa actitud educativa para que en la actividad ordinaria desarrollemos habilidades cooperativas, sociales y ciudadanas».

Acciones para educar en compromiso social

Algunas acciones que se ponen en práctica en Altaduna-Saladares son:

Alumnos al servicio de los demás

  • Encargos para cada alumno. «En clase, cada alumno tiene un encargo: puede ser encargarse el tablón de anuncios, atender a un compañero que ha faltado a clase, enviarle las tareas… Es fundamental para crecer en ese compromiso con los demás».
  • Consejos de curso. «Desde 4º de Primaria, cada curso tiene un consejo formado por cinco alumnos que forman parte del organigrama del colegio y van dirigiendo la información tanto hacia los profesores como hacia los alumnos, con una reunión mensual».
  • Jefe de día. «Una tarea que cumple cada alumno desde 4º Primaria hasta 2º ESO una vez al trimestre y que consiste en permanecer un día al servicio del colegio, atendiendo a padres que vienen, profesores, secretaría… Es una acción de servicio fundamental que este año, que no se puede llevar a cabo, apreciamos casi más».
Reunión mensual del Consejo de Curso junto con el profesor encargado.

Actividades para trabajar los valores

  • Trabajo en equipo. «Es importantísimo hacerlo en las distintas asignaturas. En el equipo, cada uno tiene un papel y desarrolla una habilidad que en el mundo laboral es fundamental».
  • Debate educativo. «Es también muy importante aprender a proporcionar argumentos, a convencer -que no vencer-, saber introducir un tema y saber dar una respuesta con sentido, respetando y valorando lo que dice el otro».
  • Compromiso medioambiental. «Creamos proyectos como la plantación de árboles en el entorno del colegio o uno que se hizo hace dos cursos y perdura, que es el reciclaje social, con papeleras de colores por todo el colegio».
  • Exposiciones para todo el colegio. «Hace unos días los alumnos de 5º de Primaria crearon el Salón del Cómic y, con todas las medidas de seguridad, lo visitamos todos. Son actividades que se realizan para enriquecer a todos los alumnos del colegio».

«Todas las asignaturas tienen que trabajar la educación en valores de forma transversal»

Otras actividades que se realizan fuera del colegio son servir en parroquias, colaborar con el Banco de Alimentos, colaborar con la Legión, «como hicimos el curso pasado que llevamos al Líbano material escolar y deportivo; y luego te mandan fotos y el orgullo que sienten los alumnos no tiene precio».

Campaña de recogida de material escolar y deportivo para El Líbano junto con La Legión.

En definitiva, concluye Roberto Quintana, «todo tiene que estar impregnado por esa función de educar en valores sociales, incluso la reparación de algo que no se ha hecho bien. No se trata de castigar sino educar».

Seguir leyendo