Como tú lo harías

Pedagogía de alto rendimiento en competencias y valores para la vida

Comparte

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Educar el carácter, en el espacio de reflexión de COPE Almería

El subdirector de Secundaria y Bachillerato, Francisco Javier Peña, habla de la trascendencia de formar a los alumnos en virtudes, de educar el carácter, para que dejen huella en la sociedad

La formación de personas con valores, virtudes, en definitiva, con criterio, «Educar el carácter», protagonizó el espacio semanal de reflexión sobre educación en Mediodía COPE Almería de la mano del subdirector de Secundaria y Bachillerato, Francisco Javier Peña.

En primer lugar, señaló que «educar el carácter es una de las tareas más importantes en la labor de un colegio» ya que «una persona con un carácter bien formado puede dejar una huella inimaginable en este mundo«. 

Escucha la entrevista completa «Educar el carácter»

Peña explica que cada uno tiene un temperamento, que es lo heredado, y un carácter «que ha de educarse». «Se educa primero en la familia pero desde luego debe hacerlo también el colegio, en todas las actividades que se realicen«, apunta.

«La trascendencia en esta labor es de suma importancia; una persona bien formada, con un carácter decidido y equilibrado es primordial para su propia felicidad y la felicidad de los que le rodean«.

«En Altaduna-Saladares se procura formar a los alumnos para que quieran servir a la sociedad, para que den lo mejor de sí mismos, para que luchen por ser cada día mejores personas»

Por ello, en el colegio Altaduna-Saladares se trabaja «para que cada uno desarrolle todas sus potencialidades intelectuales y cognitivas para que cada uno pueda llegar a ser la mejor versión de uno mismo». 

Plan de formación individual

Para lograrlo, se cuenta con un plan de formación general y a la vez personalizado. «Nos importan las personas. Cada alumno es una persona única. Por esto, no se pueden dar “recetas” idénticas a todos. Cada uno tiene su propia historia, su propio carácter, sus experiencias, su cualidades y limitaciones», explica el subdirector.

«Una persona bien formada, con un carácter decidido y equilibrado es primordial para su propia felicidad y la de los que le rodean».

De esta forma, tanto el plan de formación general como el individualizado, están orientados hacia la felicidad del alumno, encaminados a desarrollar y fortalecer sus virtudes y talentos. Se trata pues, de intentar sacar lo mejor de cada persona. En definitiva de enseñarles a amar y a dejarse amar.

Por otra parte, subraya el docente, «es esencial conocer a cada alumno con profundidad; conocer querer, aceptar y proyectar a cada uno hacia un futuro en el que pueda ser la mejor persona«.

El colegio Altaduna-Saladares busca sacar la mejor versión de cada alumno

Por eso, es importante el seguimiento continuo de sus profesores y tutores, a través de la tutoría personalizada. «El tutor tiene conversaciones quincenales o semanales con cada alumno. Es ahí en dónde se concreta poco a poco y al ritmo de cada uno gran parte de la formación del carácter y de las virtudes de nuestros alumnos».

«El tutor intentará ayudar a cada alumno en todas sus necesidades y en todas las dimensiones de la persona humana: física, afectiva, intelectual y volitiva», añade Francisco Javier Peña.

«Se trata pues, de intentar sacar lo mejor de cada persona«

En definitiva, en el colegio Altaduna-Saladares se procura formar a los alumnos para que quieran servir a la sociedad, para que den lo mejor de sí mismos, para que luchen por ser cada día mejores personas. 

Seguir leyendo