Como tú lo harías

Pedagogía de alto rendimiento en competencias y valores para la vida

Los profesores de Guadalimar - Altocastillo tienen claro que aprender jugando en Primaria es posible. La planificación de actividades motivadoras para los alumnos es la clave para conseguir que indaguen, disfruten y aprendan.

Comparte

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Aprender jugando en Primaria es posible

Los profesores de Guadalimar – Altocastillo tienen claro que aprender jugando en Primaria es posible. La planificación de actividades motivadoras para los alumnos es la clave para conseguir que indaguen, disfruten y aprendan.

Aprender jugando en Primaria es posible cuando los profesores planifican las actividades para que los alumnos estén motivados para indagar. En Attendis, durante la etapa de Educación Primaria, utilizamos las unidades de indagación como punto de partida de la adquisición de conocimiento.

Alumnos protagonistas de su propio aprendizaje

Los alumnos de primero y segundo de Primaria han aprendido jugando, utilizando las Unidades de Indagación, alrededor de una temática de mucho interés para ellos: el mundo de los dinosaurios.

Jurassic world, comenzó con una lluvia de ideas, acerca de los conocimientos que ya tenían. A partir de ahí, los alumnos reflexionaron y anotaron los aspectos que les gustaría conocer sobre los dinosaurios.

Entre todos crearon un espacio en la clase que se fue llenando de dinosaurios de juguete, manualidades y resultados de su indagación. Esto les ayudó a saber clasificarlos según los entornos en los que vivían o se desplazaban: terrestres, marinos y voladores.

Al trabajarse las unidades de indagación de forma transdisciplinar, en Lengua profundizaron y completaron la información descubierta con la ayuda del libro llamado «Dinosurios» y eso animó a todos los alumnos a recopilar libros de esta temática y crear una pequeña biblioteca de aula.

Ellos han aprendido jugando y los profesores -guías del aprendizaje- han comprobado la consecución de diversos objetivos pedagógicos:

  • lectura
  • comprensión lectora
  • expresión oral
  • vocabulario

El trabajo colaborativo en el aula

Los alumnos buscaron información y rellenaron por equipos las fichas técnicas de cada dinosaurio: nombre, peso, altura, curiosidades, periodo… desarrollando al mismo tiempo la competencia digital, las habilidades de investigación y el trabajo colaborativo.

Los dinosaurios han sido una herramienta para comprender conceptos matemáticos como la altura y el peso, la equivalencia entre metro y centímetros comparando sus medidas para hacerse una idea más real de cómo eran estos dinosaurios y a qué animales y objetos que conocen se pueden asemejar.

En la asignatura de Arts and Craft un velociraptor y un pterodáctilo tamaño grande para medir las distintas partes y apoyar lo aprendido.

Para cerrar este ciclo de indagación, en la asignatura de Science los alumnos explicaron su propia teoría de extinción de los dinosaurios, ello les ha ayudado a indagar más a fondo sobre el trabajo de los paleontólogos y el significado de los fósiles. Todo un descubrimiento para ellos.

Un factor importante: la motivación

Andrés Molina, profesor de primer ciclo de Educación Primaria comenta que «el feedback de los alumnos ha sido muy positivo. Han desarrollado varios atributos muy necesarios para el futuro. Y además de conocer cómo medidas, alimentación o las partes del cuerpo de los dinosaurios, ahora son capaces hasta de identificarlos escuchando sus diferentes rugidos»

Un recurso en el aula es el “Parking de Dudas” en el que diariamente van colocando notas adhesivas con sus dudas o sus nuevas inquietudes, para que el profesor pueda arrancar la clase del día siguiente resolviendo preguntas o guiando en el aprendizaje de lo que desean conocer.

Los alumnos han interiorizado estos conceptos, porque se han sentido responsables de su aprendizaje y han trabajado en un clima muy favorable, con un elemento muy importante que es la motivación.

Seguir leyendo